Las Pymes son las mas afectadas con ataques cibernéticos

Casi seis meses en promedio se demora una empresa en identificar un ciberataque en su plataforma tecnológica y unos cuarenta y cinco días en resolver de manera efectiva la intervención informática. Este ciclo abierto se debe a la intervención de un malware, conocido como código maligno o software mal intencionado que ingresa a la red corporativa sin el consentimiento del administrador de la red.

Según datos que maneja Licencias OnLine, plataforma regional de tecnología, el origen de esta pérdida de autonomía cibernética se debe a que el 61% del ingreso del malware proviene de la obtención de un software pirata, tendencia que se replica en toda Latinoamérica. En este sentido, Microsoft especialista en software de infraestructura y productividad, señala que en Chile la información está creciendo en un 40% anualmente, sosteniendo la necesidad de obtener plataformas que resguarden la información sensible que deriva del corazón del negocio.

En el mismo contexto, el segmento más vulnerable del cibercrimen es la PYME (Pequeña y Mediana Empresa), registrándose  la mayor tasa de robo de información con un 72%.

Los delitos informáticos van desde robo de contraseñas bancarias, errores en los sistemas y aplicaciones y como resultado imprevistos de grandes inversiones en recuperar la información y sistemas.

Con la misma visión, Marcia Etulain, Country Manager de Licencias OnLine, plataforma de negocios y distribuidor autorizado de la marca, señala. “Estamos fuertemente apoyando a nuestros canales a que concentren su atención y apoyo a la PYME, es una buena forma de expandir y traspasar valor al entorno tecnológico y de innovación a Chile”. Las grandes empresas constantemente actualizan sus softwares y licencias, lo hacen por inercia, en cambio una PYME, se demora seis meses en tomar una decisión por los costos asociados que involucra una inversión TI”.

Por todo lo expuesto, Microsoft está concentrada en apoyar fuertemente la educación sobre  Ciberseguridad en Chile de forma transversal y a la vez interviniendo en esta categoría de negocios. La creación de valor, promueve la flexibilidad laboral y estrategias gerenciales confiables. La fortaleza de la PYME está en la incorporación de la tecnología en sus procesos tácticos del negocio.