SAP llama a las pymes a apostar por lo simple

SAP lanzó una investigación global que revela la importancia de que las pymes diseñen sus empresas desde el inicio basándose en conceptos de simplificación. El anuncio se realizó en el marco del SAP SME Summit, llevado a cabo el 10 de noviembre de 2015 en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos.

A medida que las empresas crecen, incorporan de manera gradual software y procesos que incrementan la complejidad de sus operaciones y crean redes de soluciones inconexas que atentan contra la eficiencia y el crecimiento. 

Según esta encuesta, llevada a cabo por SAP y Knowledge@Wharton, alrededor de tres cuartos de los líderes y los miembros de equipos de pymes (un 72%) indican que la complejidad en los negocios daña los esfuerzos para alcanzar los objetivos de procesos y de toma de decisiones. Alrededor del 30% dijo que “inhibe fuertemente” esa habilidad, mientras un 58% apuntó directamente a la tecnología como la culpable de la complejidad.

Por otro lado, sólo el 49% de los líderes senior cree que la simplificación de los negocios es una estrategia significativa para encarar en la actualidad. Esa cifra salta al 65% cuando se los consulta si consideran que será relevante en los próximos tres años. De cara al futuro, 47% de los encuestados considera que utilizará herramientas de autoservicio durante la toma de decisiones en el próximo trienio, mientras que hoy sólo 19% utiliza este tipo de soporte.

“La simplificación de los negocios es mucho más importante para las pymes que nunca antes”, dijo Rodolpho Cardenuto, Presidente de Global Partner Operations de SAP. “La economía global interconectada abrió oportunidades impensadas para las pequeñas empresas, que también representan grandes desafíos: las pymes capaces de pensar y planear sus negocios desde el principio en base a los conceptos de la simplificación para el largo plazo, crecerán más rápido y tendrán mejor desempeño”, agregó.

Las pymes necesitan soluciones seguras que las ayuden a comenzar y mantenerse simples, con riesgos mínimos y sin interrupciones en el servicio. El camino hacia la simplificación requiere un plan estratégico que las lleve a ser digitales, estar conectadas y ser capaces de crecer.