Argentina, Brasil y México, los tops latinos del spam

Según el último boletín de seguridad de Kaspersky Lab, los Estados Unidos sigue siendo la mayor fuente de spam (15,2%), seguido por Rusia (6,15%) y Vietnam (6,13%), que pasó a China (6,12%) para ocupar el tercer puesto.

De los países Latinoamericanos, Argentina (2,90%), ocupó el lugar número nueve, seguido por Brasil (2,85%) en el puesto número diez. México (1,93%) también figuró en la lista ocupando el puesto número 15. En la lista de los países víctimas de spam, Alemania figuró en el primer puesto con 19,06% de los ataques de spam– un aumento del 9,84% con respecto a 2014, seguido por Brasil con 7,64% que registró un incremento del 4,09% y subió del sexto lugar en 2014. Rusia subió al tercer lugar desde la octava posición, con un incremento de 3,06% al 6,03% de todos los ataques de spam en 2015

El estudio también reveló que el volumen de correos electrónicos no deseados en el año 2015 se redujo hasta el 55,28% del total del tráfico de correo electrónico– una caída del 11,48% respecto al año anterior. La caída significativa en los correos electrónicos de spam se puede atribuir a la creciente popularidad de las plataformas legales de publicidad en redes sociales, servicio de recorte de cupones y etc.

Entre otras tendencias que se identificaron en el informe de Kaspersky Lab acerca del  spam son las siguientes. Más de tres cuartas partes (79%) de todos los correos electrónicos enviados eran de menos de 2kb, lo que muestra una disminución constante en el tamaño del correo electrónico para campañas de spam en los últimos años. Las instituciones financieras tales como bancos, sistemas de pago en línea y tiendas fueron atacadas con mayor frecuencia con correos electrónicos de phishing (34,33%, un aumento del 5,59%).

En 2015, los ciberdelincuentes continuaron enviando correos electrónicos falsos desde dispositivos móviles y notificaciones de aplicaciones móviles que contenían malware o mensajes publicitarios. Las nuevas tácticas incluyeron a defraudadores propagando malware en forma de .apk (archivos ejecutados en Android) y .jar (archivos ZIP que contienen un programa en Java). Además, los ciberdelincuentes enmascararon un Troyano de cifrado para móvil detrás de un archivo que contiene actualizaciones para Flash Player. Después de iniciarse, el malware cifraba imágenes, documentos y archivos de vídeo almacenados en el dispositivo y los usuarios recibían un mensaje solicitándoles que pagaran una cuota para poder descifrar los archivos.

Según el último boletín de seguridad de Kaspersky Lab, los Estados Unidos sigue siendo la mayor fuente de spam (15,2%), seguido por Rusia (6,15%) y Vietnam (6,13%), que pasó a China (6,12%) para ocupar el tercer puesto. De los países Latinoamericanos, Argentina (2,90%), ocupó el lugar número nueve, seguido por Brasil (2,85%) en el puesto número diez. México (1,93%) también figuró en la lista ocupando el puesto número 15. En la lista de los países víctimas de spam, Alemania figuró en el primer puesto con 19,06% de los ataques de spam– un aumento del 9,84% con respecto a 2014, seguido por Brasil con 7,64% que registró un incremento del 4,09% y subió del sexto lugar en 2014. Rusia subió al tercer lugar desde la octava posición, con un incremento de 3,06% al 6,03% de todos los ataques de spam en 2015.

El estudio también reveló que el volumen de correos electrónicos no deseados en el año 2015 se redujo hasta el 55,28% del total del tráfico de correo electrónico– una caída del 11,48% respecto al año anterior. La caída significativa en los correos electrónicos de spam se puede atribuir a la creciente popularidad de las plataformas legales de publicidad en redes sociales, servicio de recorte de cupones y etc.

Entre otras tendencias que se identificaron en el informe de Kaspersky Lab acerca del  spam son las siguientes. Más de tres cuartas partes (79%) de todos los correos electrónicos enviados eran de menos de 2kb, lo que muestra una disminución constante en el tamaño del correo electrónico para campañas de spam en los últimos años. Las instituciones financieras tales como bancos, sistemas de pago en línea y tiendas fueron atacadas con mayor frecuencia con correos electrónicos de phishing (34,33%, un aumento del 5,59%).

En 2015, los ciberdelincuentes continuaron enviando correos electrónicos falsos desde dispositivos móviles y notificaciones de aplicaciones móviles que contenían malware o mensajes publicitarios. Las nuevas tácticas incluyeron a defraudadores propagando malware en forma de .apk (archivos ejecutados en Android) y .jar (archivos ZIP que contienen un programa en Java). Además, los ciberdelincuentes enmascararon un Troyano de cifrado para móvil detrás de un archivo que contiene actualizaciones para Flash Player. Después de iniciarse, el malware cifraba imágenes, documentos y archivos de vídeo almacenados en el dispositivo y los usuarios recibían un mensaje solicitándoles que pagaran una cuota para poder descifrar los archivos.