Lentitud de los datos móviles provoca mucho estrés a los usuarios

La edición del Mobility Report de Ericsson durante el Mobile World Congress revela el impacto que pueden ocasionar los diferentes niveles de rendimiento de la red en los usuarios de smartphones y sus percepciones sobre los operadores móviles y proveedores de contenido digital.

Para medir de manera objetiva las respuestas emocionales ante diferentes experiencias con smartphones se utilizó la neurotecnología. Las demoras o retrasos en cargar videos y páginas web bajo presión de tiempo, causaron que usuarios de móviles incrementarán su ritmo cardíaco en un promedio de 38%. Seis segundos de demora en la transmisión de video ocasionó niveles de estrés que se incrementaron en un tercio.

Para contextualizar lo mencionado anteriormente, el estrés en el que se incurre equivale a la ansiedad que se genera al rendir un examen matemático o ver solo una película de terror, e incluso mayor que el nivel de estrés experimentado al estar parado al borde de un acantilado virtual. Una vez que el video empieza, una pausa adicional puede ocasionar que los niveles de estrés incrementen de manera dramática.

En el estudio, el Net Promoter Score (NPS) de un operador incrementó significativamente, en 4.5 puntos, al ser asociado con una experiencia sin demoras. Este hallazgo también se vio reflejado al medir el vínculo emocional utilizando un índice motivador basado en neurociencia.

Sin embargo, el NPS del operador descendió en aproximadamente cuatro puntos con retrasos en el tiempo de salida del contenido y en el re-buffering. Resulta interesante que las demoras moderadas resulten en un impacto doblemente negativo para los operadores móviles: menos compromiso con su marca y más compromiso con la competencia.