Pagos móviles reducen en un 20% el uso de efectivo

Si antes era impensable utilizar un celular para pagar la cuenta de los servicios básicos, hacer una transacción a un amigo o cancelar la cuenta de un restaurante, hoy en día se trata de una realidad cada vez más común y aceptada. Son varios los actores que se han sumado a esta plataforma de pago ofreciendo entornos seguros y confiables, que garantizan el resguardo de los datos del cliente y confidencialidad durante todo el proceso.

Chile también es parte de esta tendencia y su perfil de país altamente tecnologizado favorece el escenario. Según cifras de 2015 de la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel), el acceso a internet sigue registrando un crecimiento sostenido en el país gracias al alcance del internet móvil, que representa un 77% de las conexiones. Dentro de este ítem, el 91% corresponde a acceso mediante smartphones, el que experimentó un aumento del 62% en doce meses.
En cuanto a la penetración bancaria, según cifras de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras de Chile, SBIF, un 62% de la población es clienta de algún banco y un 44% ha accedido a su cuenta utilizando plataformas en línea a través de internet.

Los actores del mundo financiero están conscientes de esta realidad y en la búsqueda de un sistema de pagos móviles en el país que fomente la inclusión financiera. Sin embargo, hay algunos escollos: un alto porcentaje de la población no se encuentra bancarizada y por otro lado, existe un elevado porcentaje de comercios que sólo operan con efectivo, ya que no encuentran rentable el modelo de negocios actual.

Es por esto, que la implementación de pagos móviles se convierte en un tema central. Según explica Miguel Ángel Fernández, vocero de la compañía VeriTran en Chile, “incluir nuevos segmentos en el sistema financiero, garantizará un ecosistema más rentable donde el costo de las transacciones se verá reducido en un 50% al ser realizadas desde un celular. A su vez, permitirá reducir la emisión de moneda en un 10% y el uso de efectivo en un 20%. El uso de esta tecnología, impactará también en los comercios que sólo usan efectivo, ya que más del 50% de ellos podrían incluirse en el sistema financiero”, explica.

Dentro de la oferta disponible en la región, se suma VeriTran Suite para facilitar esta tecnología en el mercado latinoamericano. Se trata de una plataforma de soluciones para banca digital y pago móvil simple, completo y seguro, diseñada por la empresa VeriTran, con la que actualmente los clientes procesan más de mil quinientos millones de transacciones al año en Latam con un 0% de fraude. Entre los usuarios destacan Banorte (México), BBVA (Colombia), Banco Nación (Argentina) y BanBajio (México), entre otros.

Si bien esta modalidad de pago aún no se masifica en Chile, es necesario para su impulso proponer incentivos positivos a los usuarios y por otro lado modelos de negocios y ecosistemas entre la banca, retailers y administradores de medios de pago. Un sistema eficiente y confiable es vital para ganarse la confianza del usuario y lograr así, un crecimiento sostenido de los pagos móviles.