Internet: La mejor aliada para la innovación en Chile

Cuando a fines de los ’60, en el siglo XX, surgió Arpanet, nadie dimensionó la tremenda revolución que traería consigo lo que hoy conocemos como Internet. También llamada la súper carretera de la información, la world wide web, www, sin duda, ha cambiado no solo la forma de comunicarnos, sino también la manera de trabajar, de hacer negocios, de estudiar, de informarnos y, en definitiva, de vivir.

En la actualidad, el mundo tiene más de tres mil millones de usuarios de Internet,  según datos de la consultora internacional  IDC; casi la mitad de la población mundial. De éstos, más de dos mil  millones accederán a Internet a través de sus smartphones fines de este año. Incluso existen países como Finlandia, donde la conectividad supera el 140%. En Chile, solo tenemos un 70%, pero así y todo lideramos Latinoamérica en ese ámbito.

Por lo mismo, es posible afirmar que Internet es el mejor ejemplo de lo que es innovar y, más aún, es hoy en día un tremendo apoyo para quienes desean hacerlo. El ciberespacio, efectivamente, es un muy buen aliado a la hora de innovar, tanto en términos de facilitar la comunicación en línea, así como  el acceso a la información y la democratización del servicio. Ejemplos hay muchos. Empresas que innovaron en sus áreas de acción para adaptarse a las nuevas necesidades de inmediatez y ubicuidad; otras que se crearon a partir de una innovación, ideada gracias a las posibilidades que la misma red  entrega. La tan comentada Uber, en transporte; Telemercados, en supermercados a domicilio; Laborum, en demanda y oferta de empleos; Facebook, en comunicación… En fin, la lista es enorme; y, evidentemente, seguirá creciendo, considerando la población de recambio, nativa digital.

No obstante,  aún queda bastante por hacer en el país. Si bien, existe una buena conectividad, ésta puede ser mejor;  en Chile persisten algunas zonas y regiones aisladas digitalmente; en materia legislativa, todavía existen vacíos que se deben llenar, por ejemplo, en materia de negocios, como el ya mencionado caso Uber;  también se deben vencer ciertas barreras culturales  y romper el mito de que Internet puede ser peligrosa o insegura.

Internet ha sido, es y puede seguir siendo una tremenda oportunidad para innovar y crecer, así como un gran desafío que implica el trabajo conjunto y permanente de entidades tanto públicas como privadas. Las primeras, entregando las condiciones necesarias, en cuanto a normativas, infraestructura, cobertura,  seguridad y fomento; las segundas, produciendo y promoviendo tecnologías  capaces de apoyar los requerimientos de personas y empresas cada vez más empoderadas y conectadas.

(*)Diego González es uno de los fundadores y gerente general de Defontana, www.defontana.com, empresa chilena pionera en SaaS en el país, con más de 15 años de experiencia. Con presencia en Chile, Perú, México y Colombia, es líder en Latinoamérica en servicios de Software ERP 100% Web para medianas y pequeñas empresas. Solo en Chile, lidera el mercado ERM, Enterprise Resources Managment Applications, en modalidad SaaS, Software as a Service, con un 56% de participación de mercado, según IDC.

Por Diego González, gerente general de Defontana