El 90% de las PYMES aun desconfía de la nube

Segun la empresa Beservices, el 90% de los propietarios de pequeñas y medianas empresas se oponen a externalizar los servidores y hacer uso de soluciones cloud computing.

En su lugar, prefieren comprar servidores para ubicarlos en la oficina y centralizar así toda la información empresarial, bajo la idea de que “si está aquí, se dónde tengo mi información”.

Aunque es necesario disponer de una infraestructura interna, muchas pymes aún siguen conservando elementos que ya no son necesarios. De hecho, la dependencia que tienen algunas compañías de los servidores es notable, hasta el punto que, si se paralizan, se detiene gran parte de su actividad. “Estos mismos motivos son los mismos por los que deberían adquirir la solución cloud”, señalan desde la compañía.

Los empresarios conservan sus servidores porque son conscientes de la necesidad de tener a buen recaudo la información y mantener la infraestructura para garantizar su funcionamiento, asumiendo con ello costes de mantenimiento, de licencias, de ampliaciones funcionales de la solución y, sobre todo, costes de oportunidad.

Además, supone el empleado una atadura física al lugar de trabajo, cuando se puede trabajar de forma descentralizada con más fiabilidad y seguridad que en una red local. En este contexto, desde Beservices defienden la importancia de cambiar soluciones on-premise por soluciones cloud.