Apple y Carl Zeiss trabajan en unos lentes de realidad aumentada

La información, publicada por el analista Robert Scoble, explica que Apple quiere desarrollar unas gafas de realidad aumentada muy ligeras y fáciles de usar, algo así como una evolución de las fallidas Google Glass. El objetivo es proporcionar al usuario una capa adicional de información sobre el mundo real, que le permitirá desde seguir las instrucciones de un navegador GPS a enviar un mensaje o disfrutar de videojuegos innovadores.

Llegados a este punto conviene recordar las palabras de Tim Cook, CEO de Apple, hace solo unos meses donde afirmaba que “tanto la realidad virtual como la aumentada son muy interesantes, pero mi opinión es que la realidad aumentada está muy por encima”. Si añadimos a la ecuación lo que Mark Gurman (uno de los periodístas tecnológicos más influyentes) decía hace solo unas semanas es evidente que algo se cuece en Cupertino.

Aunque es obvio que realizar pronósticos o análisis a estas alturas es casi un ejercicio de adivinación, es interesante preguntarse hacia dónde piensa Apple orientar este producto. ¿Hablamos de un añadido tipo AirPods, totalmente opcional y que dependerá de que llevemos un iPhone en el bolsillo? ¿Se trata de una línea de negocio totalmente nueva para la compañía? Resolver problemas como la comodidad, la privacidad o conseguir un equilibrio entre calidad, precio y prestaciones son sin duda claves para el futuro de un dispositivo como este.

Con medio mundo apuntando hacia la realidad virtual el movimiento de Apple resulta, cuanto menos, sorprendente.

Para algunos analistas este cambio de rumbo le permitiría a la compañía ganar terreno mientras el resto de la industria se castiga en un mercado ultracompetitivo ¿triunfará Apple donde Google fracasó?