Qué se está haciendo para reducir la brecha de género en TI

En Chile y el mundo se están realizando esfuerzos para la reducción de distancias en el ámbito de las Tecnologías de la Información. Los beneficios de contar con más mujeres en estas áreas van más allá de lo económico, sugieren diversos expertos.

Karen Scarpetta, Gerenta Regional de WeWork Latinoamérica

La Secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas y Directora Ejecutiva de ONU-Mujeres, Sima Bahous, recientemente señalaba que, a nivel mundial, las mujeres ocupan menos de un tercio de los puestos en el sector tecnológico y solo el 22% de los empleos en el área de la inteligencia artificial (IA). Esta brecha, que se ve reflejada en los sesgos de los productos y servicios realizados, repercute con fuerza en materia económica, donde la exclusión femenina le ha costado en la última década a las naciones de ingresos bajos y medianos cerca de un billón de dólares de su Producto Interno Bruto.

En el caso de Chile, se estima que tan sólo un 20% de los estudiantes de carreras TI son mujeres, de acuerdo con datos de la iniciativa Talento Digital para Chile. Además, de acuerdo con la Encuesta Pulso de Demanda de Empleos Digitales 2021, elaborada por el Observatorio Laboral del SENCE, solamente un 16% de los trabajadores digitales son mujeres.

Actualmente, existen diversas iniciativas tanto públicas como privadas para ayudar a reducir estas distancias, apoyando a través de proyectos destinados a cambiar esta situación. Un ejemplo de ello son los esfuerzos que está realizando en materia educativa Fundación País Digital, su directora de Educación, Catalina Araya comenta que “uno de los puntos de partida para comenzar a reducir la brecha de género en tecnología es trabajarlo desde la infancia, fomentando experiencias educativas en las cuales las niñas se sientan en confianza de poder explorar su creatividad y curiosidad de manera que puedan desarrollar el pensamiento lógico y matemático que es clave para el interés futuro en esta área”.

Por su parte, en Laboratoria están trabajando para lograr una economía digital más diversa, inclusiva y competitiva, que abra oportunidades para que cada mujer pueda desarrollar su potencial. Según explica la Business Development Manager de la organización, Merly Blanco, “Laboratoria nace con la misión de transformar la vida de miles de mujeres latinoamericanas a través de una carrera en tecnología, con una formación integral orientada al trabajo en desarrollo web y diseño de experiencia de usuario”. De acuerdo a la experta, “sabemos que el talento tech junior es fundamental para preparar al capital humano de Latinoamérica para la era digital, por lo que debemos trabajar para alcanzar la demanda de especialistas que requiere la industria en la región. Al hacer esto, hay que tener claro que es urgente abordar la brecha de género ahora junto con las empresas y la sociedad”.

Merly Blanco de Laboratoria

Para la Gerente de Recursos Humanos y Relaciones Laborales Kyndryl Chile, Carla Pellegrin,la reestructuración de la representatividad de género en las empresas comienza en los procesos de contratación y selección, y debe formar parte de los programas de promoción y del plan de desarrollo de los empleados. La igualdad y la diversidad deben ser una prioridad para los ejecutivos de nivel C y deben impregnar todos los procesos de la empresa. Es importante que las compañías se comprometan en la reducción de esta brecha con acciones concretas, como ofrecer la posibilidad de trabajar a distancia, mayor flexibilidad horaria, alternativas que permiten equilibrar la vida profesional con la personal, así como promover un entorno laboral seguro e inclusivo, donde independientemente del género, equilibremos el acceso a posiciones de liderazgo mediante programas específicos de búsqueda, promoción y desarrollo”.

Liderazgo femenino

Por otro lado, Karen Scarpetta, Gerenta Regional de WeWork Latinoamérica hizo una comparación sobre cómo las mujeres han cambiado la manera en que se enfrentan a cargos de liderazgo. “Hace años atrás era imposible pensar que una mujer tuviera un cargo donde pudiera tomar decisiones y definir cada movimiento de una organización y cada vez vimos como más mujeres se atreven a asumir estos desafíos de manera exitosa. Lo mismo pasa con la Tecnología de la Información, si vemos que una especialista se atreve a unirse a este mundo ‘de hombres’ más niñas querrán seguir ese camino”

En ese sentido enfatiza que es importante contar con ejemplos y espacios donde las mujeres puedan hacer notar sus aportes en las organizaciones, sin importar su rubro. “Al visibilizar más que el trabajo de las mujeres en TI también se abren nuevas oportunidades para quiénes estén interesadas en ser parte de esa especialidad”.

Tomar acciones hoy significa un desafío sumamente importante con miras al futuro, considerando que, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco); para el 2050 hasta el 75% de los empleos estarán relacionados con las áreas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, por su sigla en inglés), por lo que estar preparadas sin dudas se vuelve una necesidad importante.