Chilexpress aumenta su flota electrica en 5 nuevas regiones

Con la llegada de los vehículos eléctricos a las regiones de Antofagasta, Valparaíso, O'Higgins, Los Lagos y Magallanes, la compañía culmina la primera etapa de electrificación de su flota. Son 120 vehículos eléctricos que ya están operando en diversas ciudades del país y permitirán reducir cada año más de 720 toneladas de CO2, equivalentes a más de 10.000 árboles plantados.

Como parte de su meta de carbono neutralidad en 2035, la compañía inició el despliegue de su primera flota eléctrica en agosto de 2022, con la llegada de 120 vehículos eléctricos al país de los cuales 94 ya operan en la región Metropolitana.

A partir de esta semana, culminará esta primera fase con el despliegue de 26 vehículos en seis ciudades: cuatro en Antofagasta, tres en Viña del Mar, cinco en Rancagua, nueve en Puerto Montt y Puerto Varas, y cinco en Punta Arenas, siendo esta última la primera ciudad del país en que Chilexpress ya entrega el 100% de sus envíos en vehículos eléctricos.

Con la entrada en operación de estos vehículos, Chilexpress reducirá anualmente más de 720 toneladas de CO2. Desde el inicio de las operaciones de estos vehículos (en septiembre de 2022) la compañía ha entregado más de un millón de envíos con su flota eléctrica, y proyecta que este año, el 30% de los envíos en la región Metropolitana y un 15% a nivel nacional se realicen en vehículos eléctricos.

“La electromovilidad acelerada es uno de los caminos que estamos impulsando para enfrentar la crisis climática, y para ello hemos desplegado nuestra flota en cinco regiones más, que se suman a la Metropolitana. Además de nuestra meta Doble Zero -cero emisiones netas de carbono en 2035 y cero residuos a rellenos sanitarios en 2025-, nos hemos propuesto que en 2025 el 50% de nuestros envíos sean realizados en vehículos eléctricos”, explicó el gerente general de Chilexpress, Alfonso Díaz. Y agregó que la incorporación de vehículos eléctricos no solo es importante para reducir las emisiones de CO2 y material particulado, sino también para contribuir al desarrollo armónico de la vida en las ciudades, a través de mecanismos de transporte más limpios y silenciosos.

Los vehículos seleccionados por Chilexpress cuentan con una autonomía de más de 210 km y pueden transportar hasta una tonelada de carga. Además, en comparación con los vehículos diésel o bencina, no emiten material particulado y prácticamente no generan ruido, contribuyendo a reducir la contaminación atmosférica y acústica en las ciudades donde estarán realizando los envíos. En cuanto a su abastecimiento y de acuerdo a la disponibilidad de infraestructura de carga, especialmente escasa en regiones, los vehículos serán cargados tanto en electrolineras, infraestructura de carga pública, cargadores propios y en algunos casos en cargadores ubicados en los domicilios de sus conductores.

La electrificación de la flota de Chilexpress se enmarca en la estrategia de sostenibilidad de la compañía, denominada El Futuro nos Mueve, la cual desde 2013 ha impulsado distintos programas que buscan integrar los criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo a la estrategia del negocio. En esta línea, Chilexpress se sumó a las iniciativas internacionales Race to Zero y Science Based Targets con lo que se transformó en la primera empresa del sector courier en sumarse a estas iniciativas.